Impacto

Senior-TV será distribuido como un conjunto de aplicaciones integradas: redes sociales, comunicación, juegos cognitivos, medidas biométricas y entretenimiento, que darán como resultado un producto final out-of-the-box (listo para instalar y usar).

Según muchas encuestas y estudios sociales, la gente mayor se está quedando al margen de la sociedad de la información. El uso de Internet por este sector de la población es muy minoritario si se compara con otros sectores como el de los jóvenes. En nuestra opinión, acercar los mayores a la sociedad de la información además de ser un imperativo moral, tendrá un impacto muy positivo sobre la sociedad en su conjunto. Confiamos en que SENIOR-TV sea el impulso definitivo para alcanzar este objetivo.

Las personas mayores deberían de participar activamente en la sociedad, no sólo porque es bueno para ellos, sino también porque evitar el aislamiento social es positivo para la sociedad en su conjunto. En esta época, en la que una gran parte de la actividad social transcurre en línea, la incorporación de los mayores a Internet equivale a integrarlos en la vida social. Además, desde un punto de vista ético, es un deber.

El uso de SENIOR-TV tendrá un impacto directo sobre los usuarios secundarios, particularmente los familiares y cuidadores, ya que abre un nuevo canal de contacto con las personas mayores, lo cual resulta adecuado en todos los casos. Por un lado, la persona mayor utilizará un dispositivo que le es muy familiar; por el otro, los familiares y cuidadores no necesitan modificar sus entornos de comunicación (p. ej. redes sociales) ni los dispositivos que utilizan actualmente (p. ej. ordenadores portátiles, tabletas o smartphones). La cercanía a los padres y abuelos crecerá notablemente, independientemente de la distancia geográfica o las responsabilidades laborales. Por su parte, los cuidadores tradicionales verán aumentada la eficiencia de su trabajo, ya que dispondrán de un nuevo mecanismo de comunicación que les facilitará el seguimiento de las actividades diarias, fortaleciendo la prestación de cuidados a las personas mayores.

Todos los esfuerzos orientados a la prevención del deterioro cognitivo suponen un ahorro en el presupuesto para la salud. Dejando a un lado las preocupaciones económicas, el deterioro cognitivo de las personas mayores supone un coste social extraordinario. SENIOR TV supone una gran oportunidad para realizar investigaciones en este área, puesto que el consorcio puede realizar estudios de cómo prevenir el deterioro cognitivo mediante el uso de nuevas tecnologías.

El enfoque de bajo coste de SENIOR TV permitirá que los beneficios en la calidad de vida lleguen a un amplio segmento de la población, y que esta solución no sea percibida como un proyecto elitista. Las implicaciones de bajo coste son de largo alcance, ya que la sociedad tiene el deber moral de incorporar las soluciones tecnológicas este tipo, a las personas de menor poder adquisitivo. Además, en nuestra opinión, sólo una solución de bajo coste tendrá el impulso necesario para llevarse a cabo.